Textes critiques

Textes critiques

 

…Pour Maria Marquina, originaire de l’Amérique latine, la question ne pose pas problème. La dimension du sacré fonde sa culture originelle dans laquelle des formes primitives cohabitent avec des formes religieuses occidentales. Ce syncrétisme toléré par l’église catholique que après de multiples tentatives radicalisation à permis de sauvegarder tout un pan de la culture humaine.

L’espace où elle a intervenu à Fiac l’a justement rappelé les maisons rurales et les «chapelles» où cohabitent différentes formes cultuelles. C’est ce qu’elle à évoqué en concevant une installation utilisant le motifs du chapelet et la fleur d’arum. L’utilisation combinée de la cire, de la croix, et de cranes, revendiquant sans détours et sans tabou les dimensions de l’étrange et du mystère.

Pascal Piqué, commissaire d’exposition
Fiac, 2009, Totem sans tabous

 


 

EL PARTICULAR UNIVERSO DE MARIA MARQUINA

La mujer siempre es “varias mujeres”: la que tiende la cama donde hizo el amor y la que es capaz de acariciar a sus hijos, la que teje y la que crea.

Es la misma mujer que une mundos en sí misma.

Que es historia ancestral y realidad cotidiana

Es ella en sí misma: cita del pasado con el presente”.

María… Misterio y encanto femenino en una obra también de “doble mirada”, ambigua, donde ella toca lo ancestral en formas que evocan arena, huesos y rituales… rituales de la vida misma y de la historia traducidos en el lenguaje del sencillo mágico de los objetos de cada día que se convierten de manera insospechada en objetos de arte. Tropezamos a diario “el objeto de María” objeto que ella sabe convertir en creación y permanencia, como solo la sensibilidad de la mujer podría hacerlo: la mujer que sabe hacer familia y hogar…realidad que a veces ella misma esquiva; pero que a la postre cuando la realiza es también que como esencia se reconoce “completa”. Realidad manifestada en los actos más sencillos.

Manos que ponen la mesa adornada de flores o cuando prepara alimentos destinados a su prole

Actos parecidos a cuando la Madre Tierra incuba y pare el alimento para los suyos, que son los nuestros.

Así también en la manos de esta artista, los objetos son parte de un ritual sabio formando relicarios y altares históricos que huelen a indio y a lo que ellos creyeron, pero también es el hacer de hoy, ideas creadas por una mujer, “ideas que pueden tocarse” que son unión santa de lo humano y lo divino.

Ideas formadas por las manos de María

Andrea de Carter, Artista y Editor
Mérida-Venezuela 2012